Padre Pepe: "Es muchísimo el nivel de consumo, y con la pandemia ha crecido aún más"

El Presbítero José María “Pepe” Di Paola habló en exclusiva para Chaco Digital y Raza Chaco luego de que la Familia Grande del Hogar de Cristo (FGHC) presentara la peregrinación nacional de la Virgen de Luján.
miércoles, 7 de septiembre de 2022 · 12:02

La Familia Grande del Hogar de Cristo (FGHC) presentó la peregrinación nacional de la Virgen de Luján el domingo 4 de septiembre en el Luna Park, en un acto que contó con la participación de miembros de centros barriales que componen los hogares, representantes de barrios populares del AMBA, y sacerdotes miembros de la pastoral villera.

En el encuentro, que fue acompañado por el lema “Ni un pibe menos por la droga”, se celebró una misa con lavatorio de pies, que fue presidida por monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, y concelebrada por monseñor Gustavo Oscar Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario para las villas y barrios populares de CABA; monseñor Eduardo Horacio García, obispo de San Justo; monseñor Ernesto Giobando SJ, obispo auxiliar de Buenos Aires; el presbítero José María Di Paola, presidente de la FGHC, junto con más de 25 sacerdotes que trabajan y viven en barrios populares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En este marco, conversó al aire del programa conducido por Claudia Fernández el Presbítero José María “Pepe” Di Paola, sobre la importancia de la jornada y la gran lucha que se lleva adelante en relación con los jóvenes y la adicción.

“Es muchísimo el nivel de consumo, creció mucho también en pandemia y eso hace que realmente el desafío sea más grande”, comenzó contundente el padre Pepe.

En esta línea, relató para Chaco Digital su experiencia de vida y la lucha diaria que se extiende a todos los sectores de la sociedad. “Me tocó en algún momento ir a Santiago del Estero como cura porque tuve unas amenazas y comenzaron a jorobar a la gente que me rodeaba, esto paso hace unos 10 años cuando yo estaba en la villa Y ahí aprendí que el consumo no es solamente en las villas”.  

“Hay otras formas, con otros niveles, pero no dejaba de arruinar la vida de las familias. Fui a Santiago pensando que íbamos a hablar de otra cosa y terminé dando charlas en cada pueblo respecto al tema”, continuó.

En este marco, explicó también la forma de abordaje: “Esta propuesta de abordaje de territorio, y también analizando la complejidad, porque los chicos y chicas tienen sus problemas que no son solamente las sustancias, como por ejemplo problemas de capacitación, violencia o vivir en situación de calle. Eso hace que el acompañamiento sea no solamente referido a dejar la sustancia sino también el poder trabajar todos los aspectos de su vida”.

Comentarios