Autotune: la app que pone en jaque a los artistas más famosos del mundo

Si escuchaste o en su defecto estuviste presente mientras sonaba casi cualquier tema pop durante los últimos 15 años, hay altísimas probabilidades de que hayas escuchado este fenómeno.
lunes, 14 de septiembre de 2020 · 11:54

Cuando la  gente me pregunta que es el Autotune suelo decir que es el Photoshop de los cantantes. ¿A qué me refiero con esto?
A que es una herramienta que permite de cierta manera enmascarar defectos para presentar una versión edulcorada de la realidad.

¿Qué es el Autotune?

Una definición acertada sería: Es un software que facilita  la tarea de corregir la afinación de una melodía o línea musical.

A pesar de que no tengamos ningún entrenamiento musical y debido a la cantidad de veces que escuchamos la misma escala una y  otra vez en un contexto musical, nuestro cerebro esta programado para entender cuando algo esta fuera de lugar.

Cuando un cantante desafina esta en esencia cantando una nota que no pertenece a dicha escala. Esa nota puede estar un semitono por debajo, un semitono por encima o también puede estar entre medio ya que entre dos semitonos hay un intervalo teóricamente infinito de frecuencias.

Lo que hace Autotune es permitirnos visualizar gráficamente en que lugar cae cada nota que está siendo analizada y nos da la posibilidad de llevar esa nota al lugar a donde pertenece.

¿Como nace el Autotune?

Aunque no lo creas, una de las tecnologías usadas para encontrar petróleo es básicamente responsable de la creación del Autotune.

Andy Hildebrand, el creador del software había trabajado para Exxon Mobile en el campo de la Interpretación de datos sísmicos mediante ondas sonoras las cuales son enviadas hacía la tierra donde se cree que puede haber petróleo y la información «devuelta» por la misma es interpretada para lograr reconocer donde es mejor perforar.

Sin embargo una de las dificultades de este proceso radica en que necesita «separar» la frecuencia fundamental de los armónicos de un sonido. Para esto se usa un modelo matemático denominado autocorrelación que puede distinguir la presencia de una frecuencia fundamental aún cuando esta esté enmascarada en ruido o por armónicos de la misma.

Lo que resulta más curioso es que a Hildebrand se le ocurrió la idea de usar la autocorrelación en el audio,  cuando tras retirarse de la actividad petrolera una mujer le propuso en una cena fabricar una «caja» que le permitiese cantar afinado.

Con todo el conocimiento que tenía de su actividad anterior sumado a su actividad musical (fue flautista profesional desde los 13 años) se dedica a desarrollar lo que terminaría siendo conocido como Autotune.

El debate: ¿Es ético el uso del Autotune?

El debate sobre si es ético o no el uso del Autotune tiene que ver con el lugar donde uno planta bandera ¿Es ético grabar más de una toma de cualquier interpretación musical? ¿Es ético usar usar efectos que no pueden ser replicados en interpretaciones en vivo? ¿Es ética la grabación multipista cuando esta es en si un engaño de como suena una banda en vivo? ¿Es ético el uso de microfonía cercana y la suma de samples en una batería que nunca va a sonar tan contundente?

Todas estas preguntas son en mayor o menor medida relativas al uso de Autotune y ciertamente tienen que ver con la filosofía que tengamos hacía la música grabada.

Mucha gente piensa la música grabada como una forma de dejar un registro a la posteridad que no necesariamente tiene que ser una representación fiel de las interpretaciones en vivo sino que tiene que sonar lo mejor que pueda. Por otro lado, existe gente que piensa que la música grabada tiene que parecerse lo más posible a la música en vivo y no estarán ni más ni menos equivocados que los demás.

El verdadero problema no está en como se pare uno frente a este tipo de tecnologías sino en las consecuencias que puede tener sobre la percepción de la música que tiene la sociedad en su conjunto.

























FUENTE: NOTASDEESTUDIO.COM

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios